Familiaris

TEMPLANZA día 25: Saliendo de mí mismo amaré a los demás

merton-amar-a-los-demas

Semana 4: La templanza fortalece el amor y entrega en nuestra familia.

«Sé pasar privaciones y vivir en la abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo momento: a estar satisfecho o hambriento, en la abundancia o en la escasez. Todo lo puedo en aquel que me fortalece». Flp 4,12-13

Criterio para iluminar el día

Saliendo de mí mismo amaré a los demás.

Acciones concretas

Con la ayuda del Espíritu Santo:

  • Buscaré lo que a mi cónyuge pueda hacerlo feliz.
  • Atenderé con amor las necesidades de las personas que viven conmigo.
  • Viviré la generosidad con algún necesitado.

Oración de la semana

SUPLICAS A LA SANTÍSIMA VIRGEN[1]

Dame tus ojos, Madre, para saber mirar;
si miro con tus ojos jamás podré pecar.

Dame tus labios, Madre para poder rezar;
si rezo con tus labios Jesús me escuchará.

Dame tu lengua, Madre, para ir a comulgar;
es tu lengua, patena de gracia y santidad.

Dame tus brazos, Madre, que quiero trabajar;
entonces mi trabajo valdrá una eternidad.

Dame tu manto, Madre, que cubra mi pobreza;
cubierto con tu manto al cielo he de llegar.

Dame tu cielo, Oh Madre, para poder gozar;
si Tú me das Cielo, ¿qué más puedo anhelar?

Dame a Jesús, Oh Madre, para poder amar;
esta será mi dicha por una eternidad.


[1] Tomado de www.corazones.org.

logo-aros-familiaris-sin-fondo-100pxfacebook_icoyoutube_ico