Audios Familiaris

Familiaris – La familia escuela de la fidelidad (Audio) – FIDELIDAD Semana 04

Transcripción del audio:

Hola amigos, bienvenidos a Familiaris. Yo soy Erica. Yo soy Edgardo.  Y esta semana, que ya es la cuarta semana, vamos a reflexionar sobre la familia, como escuela de la fidelidad.

Recordemos que todo este mes hemos reflexionado sobre la fidelidad. Y cuando hablamos de escuela, creo que primero tenemos que vernos a nosotros mismos como los principales formadores de nuestros hijos, y pensemos un poco en la cultura que nos rodea, reflexionemos que somos lo que vemos, somos lo que leemos, lo que oímos, veamos de qué manera el mundo a veces nos propone una vida alejada de la castidad, y estas influencias del mundo de alguna forma actúa sobre nuestra forma de pensar, sobre nuestra forma de actuar, y a veces esta cultura hedonista, sensualizada, termina influyéndonos de tal forma que lo reflejamos hacia nuestros hijos, porque la idea es que ellos vean esposos que se amen, que se respeten, que se quieran para que en el futuro quieran imitar eso.

Y en la realidad es que no solo nos miran a nosotros, si no ellos tienen influencias externas que ven, series, películas, realities, por ello el cuidado que hay que tener con estos contenidos, y el recurso que también podemos tener con estos mismos contenidos para enseñarles a resaltar las cosas buenas, los actos de fidelidad y amor, y no solo juzgar o criticar lo que no nos parece, y darles un sentido crítico de las cosas que ven a diario.

Y volviendo al tema de la pareja en sí es importante también mirarnos y ver que cosas no nos hacen felices, y de que manera esas cosas que no nos hacen felices influyen en nuestro actuar, en nuestra forma de ser, ver que cosas nos frustra, de repente alguna situación laboral, algún problema con nuestros hijos, algo de nuestra misma historia personal, porque muchas veces esa sensación de impotencia nos lleva a buscar fugas que pueden ser de repente la infidelidad, como una forma de compensación ante eso que no podemos lograr. Por eso que desde chicos hay que motivar a nuestros hijos a cumplir sus compromisos, hacer las cosas bien y con esfuerzo de principio a fin, a tener tolerancia, a tener paciencia, saber escuchar y acompañar, porque esas son las cosas que cuando te haces grande, te van a hacer sentir realizado, saber que es una buena persona, saberte integro, a luchar por ser fiel a tus principios y a tus valores.

Y en un mundo en donde dicen “nada es para siempre”, el matrimonio es para siempre, y se convierte en un reto pero también en una forma de vida que nos da felicidad,  y si desde chicos les enseñamos a nuestros hijos a valorar ese compromiso, a ver la lucha de sus papás, por no aguantarse, por mantenerse firmes, por ver que las cosas avancen, a pesar de los problemas, que siempre van a haber, pero es un super ejemplo, incluso estadísticamente se habla de que cuando uno tiene los papás, los abuelos, los bisabuelos, que se han separado porque la muerte los separo, por ese ejemplo que tienen desde la niñez, con esa imagen de familia que tienen plasmada en el alma (en el chip), uno busca hacer eso con su familia, que sea una familia nuclear siempre.

Y bueno amigos, no se olviden que todos los días Familiaris entrega a sus correos electrónicos una serie de reflexiones y acciones concretas, que los encuentran o en su correo o también en el Facebook de Familiaris. No se olviden de realizarlas y compartirlas con sus amigos, con sus hermanos, que de hecho a todos los va a ayudar. Ahora si nos despedimos, les pedimos que recen por nosotros, desde aquí desde Familiaris y de manera particular vamos a pedir por ustedes y pos sus matrimonio, hasta la próxima.