Mi vida en Xto

Oración del lunes: “No hagan frente al que les hace mal”

Año C – Tiempo Ordinario – Semana 11 – Lunes
13 de junio de 2016

Rembrandt-Lapidation-Saint-etienne-MBA-Lyon
+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Oración inicial

Buen Jesús, gracias por esta Semana que comienza. Gracias por salir a mi encuentro y ayudarme a empezarla contigo. Te pido Señor que pueda escuchar tu Palabra de Vida, y dejándo que Ella actúe en mi corazón, pueda convertirme cada día en un discípulo más plenamente tuyo y así anunciar tu Reino al mundo entero.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Señor Jesús, a Ti que te hiciste hombre para reconciliarnos con tu amor, te pido perdón por todos mis pecados y omisiones. Yo se que soy débil y pecador, pero sé también, que para quién se confía en Ti, todo le es posible. Por eso Señor pongo en Ti toda mi confianza y te ruego que me ayudes a luchar con fortaleza y radicalidad contra la tentación y contra todo mal. Gracias Señor.

Lectura bíblica del Evangelio del día

“No hagan frente al que les hace mal” (San Mateo 5,38-42)

Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él. Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

Lectura espiritual breve

Lee este texto del Padre Sebastián Correa que te ayudará a profundizar el sentido del Evangelio:

Las enseñanzas de Jesús nos invitan a ir más allá de nuestras pasiones. Muchas veces al sufrir la injusticia queremos restituirla en nuestros términos, dejando salir el deseo de venganza e incluso el odio de nuestro corazón. Pero Jesús nos muestra el camino de la humildad y la mansedumbre. ¿Quién es el verdaderamente grande a los ojos de Dios? ¡Qué misteriosos son los caminos de Dios que nos invita a hacernos pequeños y así ser grandes en la eternidad! Ante las injusticias, los sufrimientos inmerecidos y tantas otras cosas, Cristo nos invita a vivir el amor y la generosidad. Sí. Nuestra mirada no debe estar puesta en cuanto me debe el prójimo, sino en cuánto puedo amarlo yo a él. Sólo siguiendo esa lógica evangélica es que encontraremos la paz y la alegría de descubrirnos dándonos por amor.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.-¿Busco el “ojo por ojo y diente por diente”?

2.-¿Qué actitudes debería tomar ante las injusticias que existen en mi vida?

3.-¿Cómo vivo la generosidad y la donación con el que la necesita?

Acción de gracias y peticiones

Gracias Buen Señor. Gracias por tu reconciliación y por el amor que me tienes. Tú no has mirado nuestra indignidad, sino que has seguido apostando una y otra vez por nosotros. Ayúdame a vivir auténticamente la caridad cristiana, y a que jamás falte a la caridad contra mi hermano.  Amén.

Si quieres, puedes hacer pedirle al Señor por tus intenciones.

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria...

Consagración a María

Termina esta oración rezándole a Santa María.

¡Cuando Tú estás junto a mí
me siento confiado y seguro.
Tu auxilio maternal
me hace experimentar
el calor de tu ternura.
Acompáñame siempre,
¡oh Santísima!
Nunca te alejes de mí,
incluso cuando yo
me muestre ingrato;
apelo a tu comprensión
y perdón de Madre.
Tu dulce perseverancia
será siempre
un ardoroso ejemplo
y un aliciente para mi fidelidad.
Amén.

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Mi vida en Xto new 50