Mi vida en Xto Pascua

Oración del jueves: «Permaneced en mi amor»

Año C – Pascua – Semana 05 – Jueves
28 de abril de 2016

sub-header-home-we-testify

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial

Señor Jesús, te doy gracias por tener este momento para estar contigo. Tú sabes cuánto anhelo ser feliz y poder alcanzar la vida eterna. Ayúdame a escucharte en el Evangelio e ilumíname para que este momento de oración me ayude a ser mejor, y sobre todo, a seguirte cada vez más de cerca.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Señor, te pido perdón por todas mis omisiones, por mis faltas y por mis pecados. Estoy arrepentido de todo corazón y te prometo esforzarme por no volver a cometerlos nuevamente. Gracias por tu perdón y por tu inmensa misericordia. Gracias Señor por amarme tanto.

Lectura Bíblica: Jn 15,9-11

«Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto».

Lectura espiritual breve

Medita con esta oración del Padre Juan José Paniagua:

Una vez escuché que un amigo comentaba: ¿Por qué siempre en las imágenes Jesús sale tan solemne, tan serio? ¿Por qué tan pocas veces se dibuja a un Cristo feliz, sonriente? Sería válido preguntarse: ¿Era Jesús una persona alegre? Estoy seguro que sí, porque la alegría es expresión de la bondad. Un corazón bondadoso, irradia alegría. En las Escrituras hay momentos que nos hablan de la alegría de Jesús. Por ejemplo, cuando regresaron los apóstoles de predicar y dice que Jesús se alegró con ellos. O cuando dice que los niños se le acercaban. Sabemos que los niños no se acercan a una persona seria porque se asustan, en cambio sí a una persona alegre.

En el Evangelio de hoy Jesús nos da un testimonio más de su alegría. ¡Jesús quiere que nuestra alegría sea plena! Porque la vida del cristiano no es solamente renuncias y penitencias y sufrimientos, ¡es sobre todo alegría! Un cristiano que no vive la alegría es porque algo no está caminando bien. Jesús nos va a dar la clave fundamental el día de hoy de cómo alcanzarla. ¿Quieres ser alegre? Dos consejos: permanece en el amor de Dios y sigue sus mandamientos. Porque la verdadera alegría brota de estar junto a Jesús, de seguirlo de cerca, se seguir su camino, sus mandatos, que no son una imposición, sino son camino de libertad. Es una alegría que ni siquiera los momentos de dolor y de dificultad la destruyen, sino que son transformados por ella en esperanza.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Vivo con alegría mi vida cristiana? ¿O me dejo llevar muchas veces por la tristeza, o por la ira, o por la impaciencia con los demás?

2.- ¿Qué mandamientos de Dios me falta seguir con mayor generosidad?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Jesús por esta oración. Gracias por estar conmigo y por ser mi amigo. Yo sé que Tú eres el único alimento que da la vida eterna, y sólo en Ti podré ser plenamente feliz. Ayúdame a buscarte siempre, especialmente en tu palabra y en la Eucaristía. Amén.

Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones.

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

Pidámosle a María que nos acompañe siempre:

Santa María, ayúdame a esforzarme según el máximo de mi capacidad y el máximo de mis posibilidades para así responder al Plan de Dios en todas las circunstancias concretas de mi vida. Amén.

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Mi vida en Xto new 50Lee las lecturas de la Misa del día Evangelio Dominical 50x50px