Mi vida en Xto

Oración del martes: “Entren por la puerta estrecha”

Año C – Tiempo Ordinario – Semana 12 – Martes
21 de junio de 2016

puertaestrecha

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial

Señor Jesús, a Ti que eres la Palabra hecha Carne, te pido que me ilumines con tu Santo Espíritu, para que acogiendo lo que me dices en el Evangelio, pueda yo también ser luz que ilumine al mundo.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Te pido perdón Jesús por todos mis pecados. Sé que no soy digno de tu perdón, pero tu misericordia es más grande que mis pecados. Acoge, Buen Señor, a este humilde siervo tuyo y ayúdame a seguir el camino que conduce a la vida.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día

“Entren por la puerta estrecha” (San Mateo 7,6.12-14)

No den las cosas sagradas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes para destrozarlos. Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí. Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los que lo encuentran.

Lectura espiritual breve

Lee estas breves palabras del Padre Christian Vinces que te ayudará a profundizar el sentido del Evangelio:

El Señor nos presenta en este Evangelio —como en otros momentos en la Sagrada Escritura— la doctrina de los dos caminos:  uno que lleva a la Vida y otro que lleva a la perdición.  Todos tomamos opciones que dirigen nuestra vida en un sentido o en otro.  Caminar por el sendero de la Vida es ir por el camino angosto, aquel de la puerta estrecha que nos da la salvación. Cristo nos ha dicho: “Yo soy la Puerta” (Jn 10,9).  Pasar por la puerta estrecha, es pasar por Cristo, es “tomar su forma”, es dejarnos moldear por Él desde dentro por la gracia que hemos recibido en el Bautismo.  El Espíritu de Dios actúa en nosotros desde dentro para que poco a poco, a lo largo de toda nuestra vida vayamos tomando la “forma de Cristo”, la “forma del Hijo”, y así, podamos pasar por esa Puerta, cuando el Señor nos llame a la Vida Eterna.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1. El Señor Jesús es nuestra Puerta para la vida eterna, ¿cómo cultivas tu relación personal de amistad con Jesús en tu día a día?

2. Se nos presentan dos caminos, el de la vida y el de la perdición; ¿eres consciente de que tus opciones cotidianas reflejan el camino por donde quieres dirigir tu vida?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Buen Jesús por esta oración. Ayúdame a querer con todo mi corazón la santidad que Tú me invitas a vivir. Sé que mis fuerzas son del todo insuficientes, pero también sé que Tú estás conmigo y nunca me abandonas. Por eso, espero confiado en Ti, y buscaré poner todo lo que esté de mi parte para seguirte con fidelidad.  Amén

Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones.

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

Pidámosle a María que nos acompañe siempre:

Bajo tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios;
no deseches las oraciones
que te dirigimos
en nuestras necesidades,
antes bien líbranos de todo peligro,
¡oh Virgen gloriosa y bendita!
Amén.

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Mi vida en Xto new 50