Oración Rosarios

El Señor Jesús y Santa María: Modelo de humanidad reconciliada en los Misterios gloriosos

MONICIÓN INICIAL

Todos hemos sido reconciliados por el Señor Jesús. Sin embargo, es necesario que nos abramos cada día más a la acción del Espíritu Santo para que, viviendo como Jesús, Hijo de María, seamos nosotros también hombres y mujeres reconciliados. Hoy meditaremos, de la mano de los misterios gloriosos esa maravilla realizada por Dios: la humanidad reconciliada tal como resplandece en el Señor Jesús y Santa María.

T: Por la señal de la Santa Cruz…

Rezamos el Credo

Primer misterio: La Resurrección del Señor Jesús

Remontémonos mentalmente, espiritualmente, junto con las mujeres hacia el sepulcro. ¡La piedra fue movida, el cuerpo del Señor ya no está allí! ¿Alguien se lo robó? ¡No, pues Él ha resucitado, como lo había anunciado! La humanidad fue reconciliada, conquistando la victoria sobre el pecado y la muerte. Por eso es tarea inútil buscarlo entre los muertos. ¡Él vive!

Padre Nuestro…


Segundo misterio: La Ascención del Señor Jesús

Así como Cristo vuelva al Padre definitivamente, sentado a su diestra, es el hombre mismo, cada hombre, que vuelve con Él. Esto significa que nuestro destino es, gracias a Jesucristo, la gloria eterna en el cielo en comunión con la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Padre Nuestro…


Tercer misterio: En Pentecostés nace el Pueblo Reconciliado, la Iglesia

Hay profundas semejanzas entre el Misterio del Nacimiento de Jesús en Belén y este que meditamos. En el Nacimiento de Jesús, el Hijo de María, nace. En Pentecostés la Iglesia Madre, también la hija de María nace, saliendo de la oscuridad gracias al Espíritu Santo. Así como coopera en el misterio de la Encarnación, María colabora también en la obra de la Iglesia naciente y lo sigue haciendo hasta hoy, guiando el apostolado reconciliador de sus hijos.

Padre Nuestro…


Cuarto misterio: María, Mujer Reconciliada, Madre Asunta

María es el primer fruto de la Reconciliación. La Inmaculada Concepción es la manera singular como se ha reconciliado por Cristo con miras a su misión de ser la Madre del Reconciliador. La Asunción de María es una consecuencia lógica de la Inmaculada Concepción.  En María, Arca de la Nueva Alianza, resplandece la humanidad reconciliada en cuerpo, alma y espíritu y que, en virtud de su particular unidad con el misterio de Cristo Reconciliador, toda Ella entra al cielo, junto con su Hijo amado.

Padre Nuestro…


Quinto misterio: El Rey Jesús y María Reina

Cristo Rey en el cielo. Aquel que fue manso y humilde, que se hizo obediente hasta la muerte y muerto en la cruz, ahora está reinando junto al Padre. Él nos enseñó que reinar es servir. Que ser hombre de verdad es entregarse por amor a los hermanos. ¿Y María? ¿No hizo Ella lo mismo, siguiendo los pasos de su Hijo amado?  ¿No vivió Ella en primer lugar aquello que se nos recomienda “Haced lo que Él os diga”? María Reina del Universo es el título que Ella merece, nuestra soberana, coronada en el cielo por el mismo Dios. ¡Reina junto al Nuevo Adán y Nueva Eva, reina ya la humanidad reconciliada junto al Padre en el Cielo!

Padre Nuestro…


MONICIÓN FINAL

Alentados por Santa María y dispuestos a seguir acompañándola en su espera terminemos nuestro Rosario rezando LA SALVE.

+ En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…