Noticias

Más de 100 emevecistas participan de la Caminata Mariana

Lima, 03/05/18 (MVC Noticias – Perú). En un ambiente de familia y profunda oración, se llevó a cabo una nueva edición de la Caminata Mariana del Movimiento de Vida Cristiana (MVC) en Lima, Perú, el pasado 1 de mayo.

En esta caminata, los participantes recorrieron más de 15 kilómetros llevando una imagen de la Inmaculado Dolorosa en andas entre los distritos de Cieneguilla y Pachacamac. Participaron numerosos miembros de todos los centros apostólicos de Lima y Callao.

La actividad estuvo llena de rezos, cantos, estaciones y homenajes a la Virgen que permitieron fomentar el encuentro entre los miembros del MVC y promover el amor filial a Santa María, dando así inicio al mes de María.

La Caminata Mariana concluyó con una celebración de la Santa Misa en la Parroquia Santísimo Salvador de Pachacamac y presidida por el P. Gilmer Cacho, S.C.V.

Durante la homilía, el P. Gilmer destacó la importancia de caminar como familia espiritual por la vida cristiana y siempre en compañía de Santa María, y que el sentido de este caminar esté dirigido hacia el Señor Jesús en la Eucaristía.

Para Pablo Romero, miembro de las Agrupaciones Marianas, “la caminata mariana es un perfecto espacio para iniciar el mes de Mayo, mes de Maria. Caminar  por el campo es un símil muy bonito del sentido del peregrinar cristiano: tiene partes de paisajes hermosos, terreno agreste, alegrías y cansancio, pero se siente la compañía de la Madre así como el de la comunidad”. Asimismo, Pablo destaca que “es reconfortante encontrarse con hermanos de distintos Centros, ver nuevas caras de gente comprometida y también ver crecimiento en la fe de muchos”.

El P. Gilmer durante su homilía a los emevecistas.

“Experimenté una sensación de gozo, alegría, compañerismo y entusiasmo de los diferentes centros pastorales que llegó contagiarme de una gran emoción en reunirnos con todos nuestros hermanos y demostrar el amor por la virgen María”, nos cuenta Mariana del Pilar Fanárraga, miembro de Betania de Callao, quien añade que “rezar, cantar y llevar en hombros a nuestra Madre María es una muy gratificante y maravillosa experiencia”.

Todos los asistentes a la Caminata luego de la Misa.