Mi vida en Xto

Oración del jueves: «El Espíritu del Señor está sobre Mí»

Año C – Tiempo de Navidad – Semana 02 – Jueves

Jesús enla sinagoga

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial

Señor Jesús, te pido que me ayudes a disponer mi interior para acoger la luz de tu Santo Espíritu, y así poder vivir conforme al Plan de amor del Padre.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Te pido perdón Señor por mis pecados. Confío en tu infinita misericordia, y me acojo a tu perdón. Ayúdame a no ceder ante las tentaciones y a poder así responder con fidelidad a tu amor.

Lectura Bíblica: Lc 4,14-22

Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu y su fama se extendió en toda la región. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor. Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. Entonces comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír». Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es este el hijo de José?».

Lectura espiritual breve

Te compartimos la reflexión del Padre Juan José Paniagua:

San Juan en su primera carta nos dice: “Quien no ama a su hermano que ve, no puede amar a Dios a quien no ve”. “Quien dice: amo a Dios. Pero odia a su hermano, es un mentiroso”. Son palabras fuertes: “un mentiroso”.

Y es que el amor a Dios no es sólo un sentimiento lindo que hay que tener en el corazón. El amor a Dios tiene una característica fundamental: es concreto. No se realiza en las buenas intenciones solamente, sino en las acciones de amor hacia el hermano. Por eso Jesús nos dirá el último día: “porque todo cuanto hiciste a uno de mis hermanos más pequeños, a Mí me lo hiciste”. Porque en el hermano que sufre, vemos reflejado el rostro del mismo Cristo, a quien tenemos que amar.

Y Jesús confirma la importancia del amor al prójimo en el Evangelio de hoy: “Hoy se cumple esta Escritura que acaban de oír”. La profecía que Jesús leyó habla sobre la misión del Mesías esperado: “Me ha enviado a dar la buena noticia a los pobres, anunciar a los cautivos la libertad, a los ciegos la vista. Para dar la libertad a los oprimidos. Anunciar el año de gracia del Señor”. La misión del Mesías está en clave de amor al prójimo, de servicio de caridad al hermano necesitado.

Si nos evaluamos en el amor al prójimo, también nos podremos evaluar en el amor a Dios. El amor al prójimo es camino para amar a Dios.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Cómo estoy viviendo el amor al prójimo?
2.- ¿Qué faltas de caridad hacia mi prójimo he estado consintiendo últimamente, y debo desterrar de mi vida?
3.- ¿Qué obra de misericordia descubro que Dios me está pidiendo que viva?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Buen Jesús por este momento de oración. Así como el Espíritu Santo te acompañó y te envió a anunciar la liberación a todas las gentes, te pido que permitas que me llene a mí también de su luz y fortaleza para que pueda anunciarte a los demás, siempre con alegría, disponibilidad y una profunda libertad.

Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones.

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

Pide la intercesión de María rezando esta oración:

Hay tanto que hacer
y cada quien
tiene su propia tarea
en la gesta
de nuestro tiempo.
Madre Santísima,
intercede para que
yo reciba la fuerza
y el aliciente
para cooperar con la gran tarea
de cambiar este mundo nuestro
poniendo mi grano de arena,
que bien podría
hacer la diferencia. Amén.

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Mi vida en Xto 210px