Mi vida en Xto

Oración del martes: “Uno solo es vuestro Maestro: Cristo”

Año C – Cuaresma – Semana 02 – Martes
23 de febrero de 2016

jesus-teacherb

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial

Señor Jesús, Tú que te abajaste a para traernos la reconciliación, te pido que considerando mi fragilidad humana, me hables a los profundo del corazón para que pueda seguir tus palabras y así vivir siempre según tu plan de amor.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Señor, yo sé que peco y falto muchas veces contra Ti. Te ruego Señor que me obtengas tu misericordia para que junto a Ti, pueda ponerme de pie y no pecar más.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día

“El que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado” San Mateo 23,1-12.

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos diciendo:
“Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés; ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen. Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo. Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos; les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, ser saludados en las plazas y oírse llamar ‘mi maestro’ por la gente. En cuanto a ustedes, no se hagan llamar ‘maestro’, porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. A nadie en el mundo llamen ‘padre’, porque no tienen sino uno, el Padre celestial. No se dejen llamar tampoco ‘doctores’, porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías. Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros, porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado”.

Lectura espiritual breve

Lee lo que nos dice el Padre Christian Vinces:

La incoherencia… ese mal de decir una cosa y hacer otra, mal que engaña y que hace daño a las personas que nos rodean, mal tan presente hoy en día y que se manifiesta muchas veces en ese divorcio entre la fe que decimos profesar y nuestra vida cotidiana. La medicina está en la humildad y el servicio: “que el mayor entre ustedes sea su servidor”.  La humildad entrena nuestro corazón para no buscarnos a nosotros mismos sino para buscar en todo servir y amar a Dios y a los hermanos.  El servicio purifica nuestro corazón y nos ayuda a dar un testimonio fuerte y coherente de vida cristiana en medio del mundo.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Cuál es el movimiento más fuerte en mi corazón? …¿Servir a los demás o ser servido por ellos?

2.- Mi vida cotidiana…. ¿es coherente con mi fe cristiana?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias mi Buen Señor por salir a mi encuentro en esta oración. Te ruego que me ayudes a ser sencillo y humilde como Tú. Que yo nunca viva para buscar la aprobación del mundo o “para ser visto” por lo demás. Sino que mi actuar sea siempre movido por la auténtica caridad, a semejanza de cada una de tus acciones.  Amén

Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones.

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

Pidámosle a María que nos acompañe siempre:

Santa María,
Madre del Señor Jesús y nuestra,
obténnos la presencia vivificante
del Espíritu,
y la gracia de andar siempre
por los caminos de Dios.

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Mi vida en Xto 210pxLee la homilía del Papa Francisco Papa Francisco

Lee las lecturas de la Misa del día dies-dominis