Mi vida en Xto Pascua

Oración del Jueves: “Quien me ha visto a mí ha visto al Padre”

Ciclo B – Pascua – Semana 05 – Jueves

Santos Felipe y Santiago, Apóstoles
3 de mayo de 2018

Pantocrato Rupnik CHICO

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Oración Inicial

Señor Jesús, te doy gracias por tener este momento de oración. Yo sé que Tú me quieres, y quieres que yo te conozca cada vez más. Te pido que me ayudes a escuchar tu Palabra y descubriéndote en Ella, pueda seguirte cada día con más ardor, y cada vez más fielmente.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Jesús, perdóname por todas las veces que te he rechazado; en las cosas pequeñas y en las grandes; en lo explícito y en lo implícito; en mis pensamientos, mis palabras o mis acciones. Gracias por tu amor infinito. Gracias por que no ves mi pecado, sino mi corazón arrepentido. Gracias Señor por ser tan bueno conmigo.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día

“Quien me ha visto a mí ha visto al Padre” (Juan 14,7-14)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
“Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.” Felipe le dice:
“Señor, muéstranos al Padre y nos basta.” Jesús le replica:
“Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú:
“Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.”

Lectura Espiritual breve

Lee este texto del Padre Christian Vinces que te ayudará a profundizar el sentido del Evangelio:

El Señor Jesús está con sus discípulos, con la comunidad de sus amigos, y con estas palabras quiere preparar sus corazones para su regreso al Padre y para el envío del Espíritu Santo.  Nosotros también somos los amigos del Señor, somos bautizados, la comunidad de sus discípulos y Jesús también prepara nuestros corazones para celebrar su Ascensión este Domingo y la venida del Espíritu Santo en Pentecostés el Domingo siguiente. Y nos dice que se va, pero que enviará al Consolador, al “Paráclito”, al que “está a nuestro lado”.  El Espíritu Santo es Dios mismo que está con nosotros y que actúa en su Iglesia consolándola en la tribulación y haciendo fecunda su misión.  Jesús nos invita hoy a preparar nuestros corazones para recibir al Consolador, a educarnos para tener una actitud receptiva de la acción del Espíritu y a cultivar nuestra relación con Él para que sea el Espíritu Santo Consolador el protagonista de nuestra propia vida espiritual y de la vida de toda la Iglesia.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Permito que el Espíritu Santo sea mi Consolador y quien me guíe en mi vida espiritual o quiero yo tener ese protagonismo?

2.- ¿Cómo cultivo mi relación personal con el Espíritu Santo? 

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Jesús por ayudarme a conocerte a Ti y al Padre cada día más. Gracias por mostrarme como tu Padre, es también mi Padre y escucha mis suplicas. Te pido que me ayudes a responder con generosidad a su amor infinito, amando a mi prójimo, así como Tú y Él me han amado. Gracias Jesús.  Amén

Si quieres, puedes hacer pedirle al Señor por tus intenciones.

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria...

Consagración a María

Termina esta oración rezándole a María.

¡Oh Señora mía, oh Madre mía!,
yo me entrego del todo a Ti,
y en prueba de mi filial afecto,
te consagro en este día
mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón,
en una palabra, todo mi ser,
ya que soy todo tuyo,
¡oh Madre de bondad!,
guárdame y protégeme como hijo tuyo.
Amén.

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Lee las lecturas de la Misa del día Evangelio Dominical 50x50px