Familiaris

FIDELIDAD Día 7: El sí a nuestro cónyuge, es un sí a Dios

entrega de anillos

Semana 1: La fidelidad conyugal se inspira en el amor fiel de Dios

«Firme es su misericordia con nosotros, su fidelidad dura por siempre». Sal 116,2

Criterio para iluminar el día

El sí a nuestro cónyuge, es un sí a Dios.

Acciones concretas

Ejercitar por lo menos una acción

Hoy pediré a Dios que me ayude a seguir diciendo sí a mi cónyuge en cada momento de mi vida:

  • Visitare a Jesús en el Sagrario y renovaré mi confianza y fidelidad a mi cónyuge frente a Él.
  • Daré una respuesta de amor generoso a mi cónyuge escuchándolo, acogiéndolo y amándolo.
  • Pediré perdón a Dios por las faltas de entrega a mi cónyuge, diciendo: “Por tu amor y lealtad perdóname Señor”.

Oración de la semana

Oración del amor fiel

Dios Omnipotente.  A Ti te debo todo. Me has creado de la nada y me has dado una vida que no tendrá fin.  Me has dado la fe y me has llamado a ser parte de tu pueblo santo.  Has puesto tu mirada sobre mí y me has acompañado a lo largo del camino, también cuando me parecía estar solo.  Y sólo porque no has querido que me quedase solo sobre esta tierra, has hecho que encuentre a mi esposa (o).

Ayúdame Señor a no olvidar la grandeza de este don y a glorificarte cada día amando y honrando a mi mujer (marido), según las promesas que recité el día de mi matrimonio, en tu presencia.

Tú, que has hecho de esta unión sagrada e indisoluble, dame la fuerza para vivirla cristianamente, en la fidelidad y en la caridad, en el gozo de verla crecer y fructificar.

Cuida mi familia. Y si en el camino encuentro las tentaciones, y si en mi miseria y en mi pecado corro el riesgo de violar la alianza que has sellado, de traicionar el bien supremo que me has confiado, antes que caer te pido con todo el corazón que me llames a tu presencia.

Para que en la muerte pueda abrazarte por siempre, Padre bueno y misericordioso, y no eche a perder con mi egoísmo la obra de tu amor.

Amen.

facebook_icoyoutube_ico